Diferentes formas de ponerse una bufanda (o pañuelo) este invierno

La bufanda ha recorrido un largo camino desde sus humildes orígenes hasta convertirse en un básico del atuendo invernal. Sus orígenes se remontan al antiguo Egipto, pues se cree que por entonces la reina Nefertiti usaba una especie de pañuelo tejido bajo un tocado con pedrería. Más adelante, en la Roma Antigua, los hombres usaban piezas de tela similares en lino para limpiarse el sudor, y a lo largo de la historia los mantos para denotar rango y grado militar han existido en multitud de países. Ya en el reinado de la reina Victoria en Inglaterra (1837 – 1901), los pañuelos de seda se convirtieron en un símbolo de lujo, indicativo de riqueza.
De lana o de seda, cuadrados o triangulares, el mercado ofrece una gran variedad donde elegir. Las materias primas naturales son más resistentes y menos propensas a hacer bolitas, mientras que “comprar pañuelos y bufandas vintage es una excelente manera de hacerse con estampados y colores únicos”, según defiende Lauren Friedman, autora e ilustradora de 50 Ways to Wear a Scarf. “Además, en las tiendas de vintage es más fácil encontrar pañuelos asequibles en materiales de alta calidad, como seda pura o lana”.
De la bufanda manta -carne de meme- de Lenny Kravitz a los modelos atemporales y elegantes de Jackie Kennedy Onassis, la experta por las distintas maneras de ponerse bufandas y pañuelos.
El material elegido es muy importante a la hora de elegir bufanda, y los tejidos con lana o algodón son con mucho los mejores aislantes. En cuanto a la forma, “ las bufandas largas son muy útiles si buscamos un look más contundente ; es una excelente manera de dividir el look al tiempo que atrae la mirada de arriba abajo”, dice Friedman.
El nudo francés
Este estilo exige un tiempo para perfeccionarlo, pero una vez que lo sabes hacer, no sabrás cómo has podido vivir sin él.
  1. Dobla una bufanda extralarga por la mitad y rodea el cuello por la nuca.
  2. Coge los extremos sueltos y hazlos pasar por el bucle.
  3. Coge ahora la mitad inferior del bucle y retuércelo hacia arriba.
  4. Coloca el otro extremo por dentro del nuevo bucle.
Puedes llevarla como bufanda XXL. al rededor del cuello de la siguiente forma:
Deja un lado más largo que el otro, y enrosca el lado largo al rededor de tu cuello. Mete el lado largo por el aro que se forma frente a tu cuello. ¡LISTO!
O puedes llevarla tipo paliacate para que quede larga del frente.

 

 
Úsala como si fuera un poncho y sujeta sobre tu hombro un lado de la bufanda. Súper fácil y súper chic.

 

Si te ha gustado esta entrada, déjanos tu opinión con un comentario y
¡no dudes en compartirla!
Viste a la moda al mejor precio en tu mejor tienda online de ropa de mujer
[/vc_column]

Share this Post!

About the Author : El Armario de Zoe

0 Comment

Leave a Comment

Your email address will not be published.

× ¿Tienes dudas?