Consejos para comprar en rebajas

Nadie duda que el marketing, posicionamiento de productos y las distintas actividades publicitarias hacen que como consumidora crees necesidades y veas oportunidades.
Pero… ¿realmente necesitas todo lo que compras?
¿Qué debes hacer para comprar bien y no dejarte llevar por los carteles, descuentos y demás?
Una semana más, nuestro propósito es servirte de ayuda.

LO PRIMERO QUE DEBES SABER

Evidentemente, o por si tenías alguna duda, la ropa de temporada la que se agota los primeros días.
Por eso, si has echado el ojo a alguna prenda de ropa en temporada, debes ir a la tienda los primeros días de rebajas… sino te quedarás sin lo que habías visto o lo habrán guardado en el almacén para ir sacándolo.
Como hemos mencionado anteriormente, no olvides plantearte la eterna pregunta de estas ocasiones… ¿es necesidad, o es capricho?
Un detalle que sueles dejar a un lado cuándo “vas de rebajas”. Así que lo ideal es que te hagas con uno o dos caprichitos pero teniendo en cuenta cuándo vas a usarlo y lo que vas a invertir en ellos.
En definitiva, no comprar por comprar. A veces ves 4,99€ en una prenda o producto que costaba 14,90€, por ponerte un ejemplo, y ese cartelito te hace tener el impulso a cogerlo. Por eso tienes que ir con mucha tranquilidad y no hacer compras compulsivas.

PRUÉBATELO TODO ¡SIEM-PRE!

En serio: NO. No dejes de probarte las prendas que escojas.
Indudablemente es el hábito más común en rebajas, quieres evitar los probadores a toda costa, mientras interiormente piensas… – “Si no, lo devuelvo” a pesar de ser consciente de que no sueles cumplirlo. Seguidamente a ese pensamiento viene el de – “Total, son 5€… me cuesta más el parking…”.
Tómatelo en serio y evita almacenar ropa con etiqueta en el armario. Debes probarte con tranquilidad en las tiendas, hacer cola, no estresarte y comprobar in situ si realmente te gusta como te sienta, además si de el producto en sí merece la pena costearlo por muy baratito que esté.
Muy a tener en cuenta tambien: compra tu talla. Vale, parece obvio. Pero los descuentos son sinónimo de auto crear buenos propósitos. Otra de las expresiones clásicas es… “Queda sólo una 36 pero como tengo que bajar peso me la quedo…” ¡¡¡MAAAL!!! Ese pantalón se va a quedar retatado para siempre en tu armario, debes que comprarte tu talla, probártela y comprobar si nos favorece o no. Puede ser que cuando te venga bien, si adelgazas y cumples objetivos, ya no te guste o simplemente la veas desfasada.
Otra cosa importantísima: Escoge saldos, no taras…
La mayoría de las tiendas aprovechan y sacan cosas guardadas de otras temporadas en el almacén, o para muestran productos de menos calidad. Compara siempre los precios con las calidades. Ten en cuenta además que a día de hoy casi todas las marcas poseen oulets dónde puedes hallar ropa de otras temporadas, así que en rebajas… compra lo último y que no tenga defectos.

 EL MOMENTO IDEAL PARA LOGRAR TU FONDO DE ARMARIO

¡Levanta la mano si no tienes prendas de fondo de armario como un vestido negro, una americana, unos vaqueros o una camisa blanca! (Entre otras cosas). Vale, pues las rebajas son el mejor momento para lograr encontrar estas prendas que siempre consideras “caras” cuando andas con la necesidad de adquirirlas. Los básicos siempre estarán de moda. Da igual cuántos años pasen para tener un pantalón negro clásico… así que este es tu momento.
Otro gran consejo es que trates de evitar las horas punta. Puedes procurar ir de compras en las franjas horarias de menos afluencias para evitar esperas y situaciones estresantes en los probadores o en las cajas, evitando ese agobio o cansancio en las colas, tropezones, enfados, y por la mera prisa acabas comprando algo que no te gusta sin encintrar lo que verdaderamente estabas buscando.

APRENDE A VER LA OPORTUNIDAD

Mayoritariamente ves en las rebajas de verano ropa de invierno rebajada y no nos apetece probarnos y ver la ropa oscura y típica del otoño e invierno pero… las rebajas de verano son un muy buen momento para comprar prendas caras de invierno como pueden ser unas botas básicas negras o camel, un chaquetón o chaqueta clásica… Estas prendas suelen estar “abandonadas de la mano de dios”, arrinconadas y nadie les presta atención, es el momento de ir a por ellas y ahorrar para el invierno.
¡Ah! Y como no: ¡la importancia del presupuesto! ¿Cuánto dinero tengo para gastarme?
Si destinamos un presupuesto a rebajas la tentación será menor y, para obtener mejores resultados lo primordial será que mires tu armario antes de salir de casa, hacer una pequeña lista con lo que necesitas, llevar un objetivo y… tras conseguirlo ver cuanto que nos queda y a partir de ahí… los caprichitos 🙂
Para acabar, ten siempre en cuenta que todos, todos los productos de rebajas tienen que llevar marcado el precio anterior y el precio con descuento, así que mira bien las etiquetas y compara bien. La OCU cada año no deja de hacer este tipo de recomendación, bien para las rebajas de verano como para las de inverno.
Con todas estas premisas que te hemos facilitado, y sobre todo evitando comprar compulsivamente.
¡Aprovecha las oportunidades!
Si te ha gustado esta entrada, déjanos tu opinión con un comentario y ¡no dudes en compartirla!
Te ponemos “en bandeja” nuestra tienda online, pagando como quieras y devolviéndote tu importe si no te gusta cómo te queda.
No olvides que tu forma de vestir lo dice todo de ti. Elije, pide y… ¡no te quedes con las ganas!

Share this Post!

About the Author : El Armario de Zoe

2 Comments

  1. María Ruiz 24 enero, 2020 at 8:49 pm - Reply

    Me encantan vuestros consejos !!!!
    Enganchada estoy 😊
    Muchas gracias 😉🙏🏻

    • El Armario de Zoe 25 enero, 2020 at 5:05 pm - Reply

      ¡Muchas gracias María! Todo un halago, seguimos trabajando para que sigas con este sano enganche 😉

Leave a Comment

Your email address will not be published.

× ¡Hola! ¿Cómo puedo ayudarte?